AGS Asesoría y consultoría

Por qué los agentes y corredores de seguros necesitan asesoramiento tributario

Qué es el asesoramiento tributario o fiscal

El asesoramiento tributario o fiscal es el que se lleva a cabo por profesionales expertos en la materia. 

El objetivo del asesoramiento tributario o fiscal es proporcionar información y ayuda al cliente con el fin de que pueda cumplir con las obligaciones tributarias, tanto en materia impositiva (pago de impuestos) como en la cumplimentación de modelos de autoliquidaciones (impresos cumplimentados por el contribuyente, partiendo de los datos que él confecciona y que una vez cumplimentados, los presenta ante la Administración Pública con resultado a pagar, negativo o a devolver) informándole y aconsejándole en todo momento para buscar el mayor ahorro fiscal posible, siempre dentro de la legalidad y el marco normativo vigente.

El asesor fiscal actúa como intermediario entre el contribuyente y la Administración Pública, acompañando al empresario en sus obligaciones tributarias.

Los agentes y corredores de seguros también necesitan un asesor tributario

La importancia de contar con los servicios de un asesor tributario no sólo radica en el cumplimiento de las obligaciones conforme a la ley, sino que, además, estos profesionales evalúan las obligaciones tributarias y orientan a las empresas y profesionales respecto al cálculo de cuotas, deducciones, exenciones, etc.

Asimismo, estos profesionales pueden representar a sus clientes ante las administraciones tributarias, tanto a nivel nacional, como autonómico y local. 

Los agentes y corredores de seguros también necesitan de consejos tributarios, y aunque no presentan autoliquidación de IVA (habitualmente), no por ello dejan de presentar impuestos. 

Un asesor tributario siempre le facilitará la comprensión de los tributos sin tecnicismo.

Por qué es necesario contratar los servicios del asesor tributario

No existe la obligación legal de contar con los servicios de un asesor tributario para el cumplimiento de las diferentes obligaciones que la empresa tenga con Hacienda, pero sí es aconsejable contratar sus servicios.

Es muy recomendable que, previo al inicio y durante la vida de la actividad económica, las empresas y autónomos cuenten con la ayuda y el consejo del asesor fiscal.

Ventajas de un agente o corredor de seguros que cuenta con un asesor tributario:

  1. Este experto tributario posee conocimientos amplios en la materia
  2. Estudia los cambios normativos y la posible aplicación a los problemas o actuaciones económicas que realice la empresa
  3. Mantiene informado al empresario en las posibles adecuaciones a su negocio por los cambios normativos.

El asesor tributario es un staff de dirección para ayudarles en la toma de decisiones legales. 

Cuál es el objetivo de los servicios de asesoría tributaria

  • Estar actualizado en materia tributaria para guiar a la empresa en el cumplimiento de sus obligaciones.
  • Evitar sanciones o multas por parte de Hacienda.
  • Facilitar los procesos administrativos y contables de la empresa.
  • Colaborar en la planificación estratégica de la empresa.
  • Reducir el número de errores que puedan llegar a cometerse de cara a las Administraciones Públicas.
  • Orientar y asesorar en las operaciones a nivel internacional.
  • Reducir tiempo y dinero en las distintas operaciones que lleve a cabo la empresa.
  • Estar al día del pago de los impuestos.

El asesor aconseja y apoya en la toma decisiones dentro de la legalidad

Qué normativa se utiliza en el asesoramiento tributario

La normativa tributaria es muy cambiante. Existen aproximadamente unas 100 normas, las cuales podrían ser encuadradas en cuatro grandes grupos:

  1. Normas generales y de procedimiento. Constitución Española. Ley General Tributaria, normas de desarrollo y otras normas. Procedimiento Administrativo Común y Jurisdicción Contencioso-Administrativa. Ley General Presupuestaria.
  2. Tributos estatales. Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. Impuesto sobre Sociedades. Impuesto sobre la Renta de no Residentes. Impuesto sobre el Patrimonio. Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones. Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados. Impuesto sobre el Valor Añadido. Impuestos Especiales. Impuesto sobre Primas de Seguros. Impuesto sobre Actividades de juego. Impuesto sobre los Depósitos en las Entidades de Crédito. Impuestos para la sostenibilidad energética. Impuesto sobre los Gases Fluorados de Efecto Invernadero. Tasas.
  3. Haciendas autonómicas. Financiación de las Comunidades Autónomas. Cesión de tributos a Comunidades Autónomas. Normas propias de cada Comunidad Autónoma.
  4. Haciendas locales. Texto refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales.

Las leyes tributarias son comunes a todos.  Aplicarlas con sentido es tarea del asesor.

Qué se entiende por auditoría tributaria

La auditoría tributaria es una técnica mediante la cual se verifican y analizan los hechos vinculados a los actos de carácter tributario.

Es un método que se emplea para inspeccionar tanto a empresas como a particulares, es decir, a todos aquellos sujetos que son contribuyentes y tienen obligaciones tributarias de cara a la Administración Pública o al Estado.

A través de la auditoría fiscal se analizan y evalúan los registros contables, movimientos dinerarios, así como toda la documentación que contiene información relativa a las operaciones efectuadas por el sujeto durante un periodo de tiempo determinado (los períodos en términos fiscales van de año en año).

La auditoría fiscal es un método a través del cual se analiza si el contribuyente, ya sea empresa o persona, cumple con sus obligaciones tributarias.

La función del auditor fiscal pasa por la comprobación de las declaraciones realizadas por el contribuyente de cara a la Hacienda Pública y los pagos de impuestos, y determinar si está o no todo en orden y acorde a la realidad.

Una vez el auditor haya obtenido y analizado la información suficiente, ya sea de una entidad corporativa o de una persona física, realizará un dictamen, llamado informe de auditoría.

La auditoría finaliza con un informe evaluando la situación de la empresa en un periodo (momento).